Pensamiento positivo en tiempos de Pandemia

Qué hace fuerte al ser humano? en repetidas ocasiones hemos hablado del poder de la mente y de cómo ella se conecta con nuestra emoción y cómo nuestro cuerpo refleja todo lo que pensamos y sentimos. Pero y qué puede hacer el pensamiento positivo en tiempos de pandemia?

 

 

Desde hace unos meses los seres humanos hemos estado bajo niveles de presión y estrés altos que impactan nuestra mente, emoción y por ende nuestro cuerpo.

El miedo a la enfermedad y a la muerte se han combinado con las múltiples restricciones, el miedo a perder el trabajo, a quedarnos sin dinero y a no poder seguir viviendo la vida que ya conocíamos.

Si lo vemos con otros ojos y en perspectiva, esta “presión» sólo nos ha devuelto de forma obligada la posibilidad de crear de nuevo la vida que realmente queremos.

En general, antes de la pandemia la humanidad ya vivía en estado de “Supervivencia”, pensando en ganar más, tener más y comer más.

Ahora que nos enfrentamos a la verdadera supervivencia, nos damos cuenta que podemos vivir con menos y hacer menos, y al final lograr tener espacios para nuestra evolución personal y crecimiento espiritual.

 

 

La creatividad obligada y la convivencia del tiempo completo nos enfrentan a realidades y vidas que nunca imaginamos o que las pensamos para más adelante, pero recordemos que la vida es lo que tenemos es hoy, no la que vendrá en un mes, como dicen en mi tierra «lo que ves, es lo que hay».

 

Qué es la consciencia Colectiva?

La consciencia colectiva es eso que nos conecta como seres humanos, es esa energía y euforia que sentimos en los conciertos, son esas ganas de comprar en las ferias o centros comerciales, es esa sensación de tristeza en los funerales, es la rabia y el odio que se siente en las peleas y en los motines y es la paz que se siente en las meditaciones colectivas o en las clases de yoga.

La consciencia colectiva nos une y es en ella donde la esperanza, la calma y el pensamiento de paz debe siempre prevalecer.  El miedo no se vence, se enfrenta, se lleva en el camino, y él solito se aliviana con cada paso.

No perdamos la esperanza, por el contrario elevemos nuestra consciencia pensando en que en unos cuántos días, o meses seremos mejores seres humanos, la tierra estará agradecida por la pausa, ya sabremos que podemos dedicarnos tiempo, que sabemos cómo alimentaremos mejor, tal vez ya habremos terminado ese libro que queríamos o simplemente pasé más tiempo conmigo y con mi familia.

 

El miedo no se vence, se enfrenta, se lleva en el camino, y él solito se aliviana con cada paso

 

Permítete pensar que hoy es sólo un buen día y que lo llevamos paso a paso. Alguna vez me dijeron : “Cuando llegue lo vivo”, entonces por ahora vive lo que tienes y lo que eres, que cuando lo otro llegue, pues lo vives.

No te Pre-ocupes, Ocúpate de tu paz y de tu bienestar hoy, y mañana por el de mañana.

No pienses en el encierro, piensa en cómo sólo hoy serás tu mejor versión. Así nuestra consciencia colectiva se llena de calma y la llevamos mejor entre todos, no importa si nos vemos o no, y así no lo sientas, somos gotas del mismo océano. 

Namasté

Related Posts

Latest Stories

Search stories by typing keyword and hit enter to begin searching.