Menu

Dosha Vata – Cómo son las personas, su equilibrio y su significado

Entender cada uno de los Doshas por separado permitirá que tengamos plena conciencia de cuán diferentes somos los unos co los otros. Es por ello que a continuación se explicará a profundidad Vata Dosha, teniendo en cuenta cómo son las personas en las que este es dominante, cómo lograr su equilibrio y cuál es su significado.

Significado de Vata Dosha en Ayurveda

Para entender el significado de Vata Dosha en Ayurveda es preciso partir de la traducción en sánscrito del término. Por un lado, “dosha” significa “humor”, y por otro la palabra “Vata” es “soplar” o “moverse como el viento”.

Teniendo en cuenta ambas definiciones, Vata se relaciona con el movimiento, lo dinámico y fluido. Según la tradición ayurvédica, es el dosha compuesto por los elementos del aire y el éter, por lo que se plantea como la fuerza que mueve al cuerpo, la mente y el espíritu. 

En Ayurvéda se entiende el significado de Vata como la energía natural que aporta movilidad y que, en desequilibrio, hace que las acciones corporales se vuelvan erráticas, secas, débiles o muy ligeras. 

Características de las personas Vata

A grandes rasgos, las características de las personas Vata se relacionan con lo opaco, seco, la movilidad, el frío, áspero, fluido y lo ligero. Sin embargo, vamos a ahondar más en cómo son.

Los Vata son de físico delgado, ligero y seco. La naturaleza de los elementos que componen este dosha hace que una de las características de las personas Vata sea que son muy variables, es decir, que no lleven a cabo con regularidad su conducta o acciones.

Cuando la energía física y mental se acciona en una persona Vata, llevará a cabo las acciones muy deprisa, pero será una racha que luego cambiará. Y esta variabilidad también se desenvuelve en su propio organismo, pues su apetito y su digestión son muy variables. Esto también pasa con su sueño, ya que tiende a ser ligero o a tener insomnio.

La personalidad y características de una persona Vata suele ser entusiasta, vivaz y llena de imaginación. Sin embargo, su humor puede cambiar fácilmente de un momento a otro. Un ejemplo de esto es que llegan a exaltarse muy rápidamente, pero también olvidan rápidamente. 

El poder creador de una persona Vata aparecerá de repente y le permitirá ejecutar grandes esfuerzos físicos y mentales, esto sin embargo le traerá la fatiga posterior.

Las características de una persona Vata se hayan en las propias cualidades del dosha, siendo, por ejemplo:

  • La delgadez: se refiere a que los huesos son estrechos.
  • El frio: los individuos Vata se enfrían con mayor facilidad, especialmente en las extremidades. 
  • Seco: resequedad de piel y ojos fácilmente.
  • Fluido: las ideas fluyen de una a otra con facilidad, pero les cuesta aterrizarlas. 
  • Claro: los ojos tienden a ser pequeños y hundidos. 

Estas son solo algunas características para hacer alusión a cómo la propia naturaleza del Dosha tendrá relación con la constitución de la persona. Por supuesto, cuando ocurre un desequilibrio esto afectará también esta constitución, por ello a continuación presentaremos qué hacer en estos casos.

¿Cómo equilibrar Vata?

La tradición Ayurvédica entiende al equilibrio como la forma de alcanzar y mantener una vida estable, plena y llena de armonía no solo internamente sino también con nuestro entorno. De esa forma, cuando un dosha entra en desequilibrio tendrá como consecuencias repercusiones físicas y mentales en el individuo.

Pero, antes que nada, ¿cómo saber si Vata dosha no está equilibrado? Esto se puede detectar fácilmente con la condición misma del cuerpo y es que, cuerpo, mente y alma son un sistema que en conjunto interactúa con la energía de la naturaleza y, por ende, se ve afectado cuando esta se desequilibra en una persona.

Las formas de saber si una persona Vata se encuentra en desequilibrio pueden ser:

Pérdida de peso, resequedad,  frio constante, voz rápida y al hablar este se divaga, mala digestión (heces muy pequeñas y secas), difícil concentración, des-concentración, ansiedad, miedo, angustia.

Es importante estar atentos a estos estados en una persona Vata, pues estaría en desequilibrio aún sin darse cuenta. Pero no hay de qué preocuparse, Ayurveda posee el conocimiento de cómo equilibrar Vata en estos casos.

Lograr el equilibrio no se basa únicamente en un camino a seguir, sino que se dispone de una variedad de acciones que nos permitirán que el dosha recobre su estabilidad.

Algunas de las formas más comunes son el uso de hierbas en té caliente,  aromas, mantras, aceites para masajear, y la nutrición Ayurveda propia para cada Dosha. Con esto se busca aumentar aquellas cualidades que se opongan al des-balance.

En el caso de Vata dosha, si existe un exceso de ligereza será necesario incrementar la pesadez. Si, por el contrario, existe un exceso de frialdad, es necesario incrementar el calor. La s en exceso requiere de un aumento de la suavidad. Estos son solo ejemplos que se aplicarían en cada caso, siempre que haya un exceso se deberá incrementar su opuesto.

Por supuesto, la forma más efectiva de equilibrar a Dosha Vata y que se aplica a todos los doshas, es cambiar el estilo de vida que llevemos. Esto se debe a que, si bien las acciones y herramientas mencionadas anteriormente (hiervas, mantras, nutrición, etc) son efectivas y valiosas, un estilo de vida en consonancia con los principios del equilibrio tendrán un efecto absoluto a lo largo del tiempo y no solo uno momentáneo.

Dieta Ayurveda para personas Vata

La dieta Ayurveda para personas Vata siempre se inclinará hacia los alimentos que son fáciles de digerir, pues estas poseen una digestión irregular. Antes de hablar propiamente de la dieta, podemos mencionar algunos factores a tener en cuenta para este dosha en específico.

No se deben omitir comidas ni tampoco realizarlas tarde, por el contrario estas deben ser regulares y siempre tres durante el día. Por otra parte, al ser Vata un dosha frío, logra el balance con alimentos calientes, los que son cocidos, los estofados, sopas, té de hierbas, cereales calientes, entre otros. Estos le vienen especialmente bien en invierno.

A continuación, se mencionarán algunos tipos de alimentos que vienen perfecto en la dieta ayurveda para personas Vata:

Verduras:

Se deben favorecer las zanahorias, remolachas, los tubérculos. las alcachofas, las cebollas cocinas, patatas dulces, espárragos, entre otros; y reducir en lo posible el brócoli, coliflor, vegetales de hoja verde, berenjenas, coles de Bruselas, entre otros.

Frutas:

Para Vata vienen bien los aguacates, las cerezas, el coco, las uvas (estas son especiales para él), limones, mangos, naranjas, piña, frambuesas y las fresas. Se deben evitar las manzanas, peras, frutas secas y las que no están maduras.

Cereales:

Aquí es bueno aumentar la avena cocida, el arroz, la quinoa, el trigo integral y maíz. Se debe evitar la avena cruda, el trigo sarraceno, el centeno, la cebada y el trigo refinado.

Granos:

Los granos como fríjoles, lentejas y garbazos deben ser evitados o bien cocidos para que Vata pueda digerirlos bien, deben estar condimentados con jengibre fresco, comino, pimienta y cúrcuma y agregar ghee al servir. 

Carnes:

Se deben buscar favorecer el pollo y el pescado, al igual que los huevos y el pavo. Las carnes rojas, por el contrario, se deben reducir o incluso evitar consumir para este dosha en particular.

En la dieta ayurveda para personas Vata todos los lácteos son buenos sin exceso,  especialmente el consumo de yogur y leche caliente (si se digiere, sino evitar). Por otra parte, los alimentos dulces como la caña de azúcar y la panela son ideales, al igual que los zumos y el té de especias. La miel es seca y Vata no debe consumirla en exceso. 

¿Eres una persona Vata Dosha  dominante?

Si quieres saber si eres una persona de Vata dosha dominante puedes realizar el Test de Dosha que Mahat Ayurveda ha preparado para ti. Luego de realizarlo, podrás buscar además toda la información sobre este y los demás Doshas que tenemos a tu disposición. Entra aquí para saber si eres una persona de dosha Vata dominante y comienza tu camino hacia un a vida en armonía con tu cuerpo y mente.