El Aceite de Lavanda y sus Increíbles Propiedades

aceite-de-Lavanda

Todos conocemos la flor de Lavanda o por lo menos las propiedades de esta hermosa flor. Pero, ¿conoces el aceite de Lavanda y todos los beneficios que te puede ofrecer? En Mahat Ayurveda estamos encantados de contártelo. 

La Lavanda es una delgada, larga, violeta y aromatizada flor que nos envuelve con su aroma suave, sutil y relajante. De esta hermosa flor se extrae un aceite esencial, uno de lo más famosos de todos. Su emplea desde la antigüedad por sus múltiples usos y hoy quiero contarles algunos de ellos.  Es originaria de Europa, pero ya está disponible en nuestro país, así que podemos aprovechar sus beneficios ya sea en aceite, jabones o demás presentaciones.

 

 

Recomendaciones de la Medicina Ayurveda sobre el aceite de Lavanda

Para ayurveda el aceite de lavanda está recomendado para casi todas las personas, ella refresca y relaja el cuerpo y la mente, da claridad y al mismo tiempo ayuda a conciliar el sueño de forma profunda.

Algunos de los beneficios de la Lavanda tenemos:

  • Ayuda a reducir los dolores de cabeza
  • Sanar heridas menores
  • Reducir el insomnio
  • Reduce el estrés
  • Ayuda a reducir la ansiedad
  • Contribuye a calmar la sensación de ardor en la piel

 

¿Por qué es tan maravilloso?

El aceite de lavanda es por mucho uno de los aceites más comprados en el mundo, esto se debe a su maravilloso aroma,  sus grandes propiedades y su fácil accesibilidad. Algunos de sus usos son:

1.Alivia el dolor y la sensación de malestar: Aplicar aceite de lavanda directamente en la zona de dolor y malestar combinado o puro ayuda a aliviar la sensación de dolor y malestar. El efecto analgésico de la lavanda ayuda a aliviar desde migrañas, dolores menstruales hasta dolores relacionados con inflamación del nervio. Puedes aplicarlo directo en la zona (lejos de tejidos sensibles como ojos y mucosas) o combinarlo con un aceite base como ajonjolí, coco o almendra. 

 

2. Sensación de calma: Las personas con tendencia a sufrir de ansiedad, irritabilidad y altos niveles de estrés, el aceite esencial de lavanda ayuda a calmar la mente y el cuerpo rápidamente, ayuda a dormir mejor y a sentir el cuerpo y la mente en pausa y enfocada. Este aceite puedes aplicarlo directo en la zona temporal de la cabeza, cien, en la coronilla o detrás de la orejas. Ten cuidado de no aplicarlo cerca de tejidos sensibles como ojos y mucosas.

 

3. Protege tu piel: El aceite esencial de lavanda contribuye en la protección de la piel. Su acción ayuda a cicatrizar heridas menores, a aliviar picaduras de mosquitos y la sensación de ardor en la piel. Para mejores resultados puedes combinarla con aceite de almendra y flor de caléndula.  La combinación de aceite de almendra con flor de caléndula y lavanda puedes aplicarla diaria como parte de tu rutina de autocuidado. También puedes combinarlo con un aceite base como ajonjolí, coco o girasol puro, dependiendo de tu tipo de dosha (ajonjolí para Kata y kapha, girasol y coco para Pitta  y almendra para todos)

 

4. Mejora la respiración: La lavanda puede contribuir a mantener tu hogar o lugar de trabajo o estancia limpio y con un delicioso aroma. Puedes mezclarlo con agua en un recipiente con spry y así emplearlo como aromatizante de ambientes. 

 

aceite-de-Lavanda

 

La medicina Ayurveda y el uso del aceite de Lavanda

En la medicina ayurveda la aromaterapia es fundamental para el tratamiento de la mente y el cuerpo de las personas. El aceite de lavanda es ampliamente empleado por sus grandes beneficios. Ayurveda emplea este aceite como aromatizante o mezclado con aceite base para los masajes ayurvédicos.  Durante los masajes relajantes como Abhyanga (4 manos), Shiroabhyanga (cabeza, cuello y espalda) y Shirodhara (cabeza) empleamos el aceite de lavanda como terapia herbal para la relajación y desconexión de la persona. Este aceite ayuda a aliviar el estrés, la ansiedad, la tensión, especialmente en cabeza. 

 

¿Cómo podemos encontrar el aceite de lavanda?

Este aceite es ampliamente conocido, lo podemos encontrar como aceite esencial puro, jabones, difusores, bálsamos, cremas, lociones, y demás presentaciones. Sólo debes elegir la mejor para ti y tu necesidad. 

 

¿Con qué otros aceites podemos mezclarlo?

El aceite de lavanda se puede mezclar con otros aceites esenciales para potenciar su poder. Entre estos tenemos: bergamota, manzanilla, albahaca, eucalipto, geranio, limón, naranja, menta y romero.

 

El aceite de lavanda es un aceite sin contraindicaciones relevantes, lo más importante es evitar su contacto directo con mucosas y heridas relevantes. La lavanda nos brinda maravillosos usos para nuestro beneficio y bienestar, no dudes en disfrutar de sus grandes propiedades. 

 

Fuente: HARRISON, Jimm. Everyday healing with Essential Oils. 2019

Related Posts

Latest Stories

Search stories by typing keyword and hit enter to begin searching.